Puente de diciembre, Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año nuevo, reyes, cuesta de enero y…. ¡Rebajas!

Iniciamos el año 2019 con nuevas espectativas , nuevas esperanzas, nuevos retos y seguro que muchas promesas, pero hay algo que todos los años afecta de forma directa a los bolsillos de la mayor parte de la población: “La cuesta de enero”.

El mes de diciembre comienza con gastos poco después de recibir la nómina con el puente de diciembre, donde muchos españoles deciden salir a pasar los últimos días antes del invierno en la playa, la montaña o conociendo otros paises, este sin duda es el primer gasto de los muchos que llegan en estas fechas.

A la vuelta, o quizás incluso durante el viaje comenzará un nuevo gasto, que supone de media unos 60€ por español (que ya es decir), este es la Lotería de Navidad que cada año se celebra el día 22 de Diciembre. Es una tradición de muchos años, y es inevitable para la inmensa mayoría no acabar comprando, al menos 1 o 2 décimos o participaciones para el sorteo, ya sea en el trabajo, la cafetería del día a día o en la administración más cercana.

Pero no olvidemos que tan solo dos días después llega la nochebuena, sin duda una noche de excesos, regalos y mucho gasto en alimentos y bebidas. Es la noche en la que olvidamos quienes somos, de dónde venimos o en que “clase social” estamos, y decidimos vivirla con el máximo de los lujos y grandeza posible. Las sobras son un buen aliado para el día de navidad, pero no siempre es el menú más común, otra comida copiosa o un servicio de comida a domicilio en muchas ocasiones son un nuevo gasto.

Por si fuera poco tan solo 7 días después tenemos nochevieja, una cena más resumida, pero que desde hace bastante tiempo incluye un gasto añadido, el conocido como “cañeo”, esas cervezas (o lo que se tercie) que muchos tomamos antes de acudir a la cena familiar. Por si fuera poco los preparativos para una nochevieja (o noche de año nuevo) en casa o en una discoteca no harán más que engordar el gasto.

Llega el día 1 de enero y con ello me atrevería a decir que una “resaca mundial”, solo diferenciada por las 24 horas de diferencia entre los husos horarios. Pero este día comienza un momento nuevo, seguramente muchos recibirán la nómina en breve si no la han recibido ya. Parece un alivio a la situación del mes de diciembre, donde semana si, semana también los gastos ahogan los bolsillos y las tarjetas.

Esto es solo una ilusión, no somos pocos los que dejamos las compras de reyes para última hora, esto no hace más que crear un espejismo, una falsa ilusión.. Otro gasto imprevisto más ¡Cuando pensábamos que nos estábamos recuperando!

Por suerte para la mayoría (habrá que por desgracia), son días que los 334 días restantes anhelaremos, esperando que vuelvan, algo parecido al verano, aunque quizás, unas fechas que generan aún mejores momentos, ya que son días para disfrutar en familia, con amigos, fechas concretas en las que la inmensa mayoría podemos disfrutar juntos, aún así fechas que pagaremos hasta semana santa (quizás por eso no hay festivos entre navidad y semana santa, no podríamos asumirlos).

Pero siempre nos quedará un gasto nuevo, un gasto que para una gran parte de la población es un ahorro o un aire fresco: “Las Rebajas”. Es aquel momento donde vemos como todos los productos que hemos comprado en navidades por 100€ pasan a costar: Antes 150€ ahora 90€.

Esto sin duda nos hace sentirnos mejor, hemos comprado antes de las rebajas, pero solo ahorraríamos 10€, si es que como son estos de los centros comerciales, suben artificalmente los precios. Aún así vemos al lado una ropa que nos encantaba, un abrigo nuevo (que no compramos cuando empezó el frío y nos dejará de gustar después del verano) y al ver la etiqueta de 70% de descuento acabaremos comprando.

Así somos la inmensa mayoría. Podemos pasar varios meses ahorrando, sufriendo para llegar a fin de mes, pero las navidades junto con el verano son fechas en las que parece que el dinero no fuera un problema. Hace años cuando se cobrara de forma habitual en 14 o 15 pagas lo entendería. Ahora que lo normal es tener las pagas prrorateadas da para bastantes horas de conversión.

¿Gasto que merece la pena o tradición comercial?

Deja un comentario